Píe Diabético

Es recomendable que un paciente diabético que no presenta patología en sus pies realice una visita anual al Podólogo. Si por el contrario existen alteraciones vasculares o neuropáticas el paciente debe acudir regularmente para valoración de su estado podológico.

La afectación de la sensibilidad en los pies del paciente diabético hace que pueda lesionarse sin darse cuenta y producir una herida. A su vez el mal estado vascular puede hacer que esa herida tarde en cicatrizar con el correspondiente riesgo de infección y en el peor de los casos la necesidad de amputación.

En el Centro Podológico Rico valoramos la alteración en la sensibilidad del pie y su vascularización. Pautamos tratamientos ortopodológicos que descarguen aquellas zonas del pie con hiperpresión y que sean susceptibles de ulcerarse. Tenemos experiencia en pacientes cuyo pie ha sido amputado total o parcialmente.