Cirugía mínimamente incisiva

La cirugía de mínima incisión o cirugía MIS (Minimal Incision Surgery) da solución a problemas del pie como el hallux abductus valgus o “juanete”, dedos en martillo, helomas (callos) recurrentes, etc. Es un tipo de cirugía que se realiza mediante anestesia local y de forma ambulatoria, es decir, tras la misma el paciente se marcha caminando por sí mismo a su domicilio.

La intervención quirúrgica es radioguiada (Rx) por lo que se realizan pequeñas incisiones de 2 ó 3 mm introduciendo a través de ellas el instrumental necesario. La principal ventaja de esto es que apenas se lesiona la piel del pie por lo que no hay heridas posteriores que tratar, evitando así el riesgo de infecciones postoperatorias.

Otra diferencia con la cirugía “abierta” es la inexistencia de material de osteosíntesis como agujas y tornillos de fijación de los segmentos óseos.

La recuperación de estas cirugías es temprana permitiendo una rápida incorporación a la vida diaria del paciente y con un postoperatorio leve.

Previamente a la intervención quirúrgica es necesario realizar un estudio preoperatorio del paciente para valorar su estado de salud mediante una entrevista clínica y unas pruebas complementarias básicas.